Macri les da ‘una mano’ a las Pymes y adelantó una nueva ley

Por favor compartir.

Seguinos en Facebook e Invita a tus amigos a indicar que les gusta esta página.

FACEBOOK: Mauricio Macri Presidente

 

El mandatario nacional también le prometió a los empresarios que redactará una nueva ley a fin de darle más herramientas para fomentar la producción en el país.
Mauricio Macri prometió este miércoles la redacción de una “nueva ley pyme”, en un acto realizado en la sede de la CAME para celebrar el Día Internacional de las Pequeñas y Medianas Empresas.Empático con el sector, el Presidente le da entonces un respiro a los empresarios luego de que el titular de la entidad, Guillermo Díaz Beltrán, reclamara “medidas transitorias” para enfrentar “la difícil situación” que atraviesa.
El jefe de Estado aseguró que el Gobierno tomará las decisiones que sean necesarias para “de forma inmediata” para intentar paliar la crisis que enfrentan las economías regionales debido a una serie de factores vinculados a la suba de costos, la caída del mercado interno y la falta de financiamiento. 
Una de las medidas más trascendentes es que se adelantará dos años el mínimo no imponible (MNI) de $ 12.000 para las contribuciones patronales, fijado en la reforma tributaria para 2022, para los comercios minoristas que estén registrados en la Ley PyMEEl beneficio solo estará disponible para las empresas radicadas en las provincias con alícuotas de Ingresos Brutos para comercios minoristas de hasta el 3% en 2018.
El presidente de Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) antecedió a Macri en los discursos y advirtió que “estamos atravesando momentos difíciles, pero somos los primeros que no nos bajamos de la trinchera”. Y agregó: “Estamos pidiendo pequeñas medidas transitorias, para atravesar esta situación difícil, que ayude a traccionar el consumo y poder reactivar el mercado interno”.
Por su parte el Presidente, reconoció en su discurso en la sede de CAME que “estamos lejos de poder haberles dado las herramientas que tienen las pymes de otros países de la región y sin embargo están ahí bancando lo que venga y enfrentando la situación”, y además prometió a los empresarios “ayudarlos a crecer y desarrollarse y a dejar atrás décadas de mentira, frustración y sueños perdidos”.
 
Del mismo modo, Macri le pidió a los empresarios que “reclamen a los gobernadores y a los intendentes que bajen las tasas y que sean en proporción a los servicios que se prestan”.
 
Casi al final de su discurso, el Jefe de Estado pareció contestar a Díaz Beltrán, que había reclamado medidas transitorias para fomentar el consumo. “No hay recetas mágicas. Todos aquellos que prometen que la Argentina sale adelante con shocks de consumo nos quieren volver a los cuentitos del pasado”, dijo. Un rato antes, había sostenido que era necesario “equilibrar la macro” para ir bajando impuestos.
 
Macri repitió la costumbre de llevarles palabras de aliento y medidas sectoriales al sector Pyme. En 2017, durante la misma celebración ofreció con tono proselitsta un plan de incentivo fiscal muy acotado. También entonces los calificó como el “motor de la economía” y se quejó del “costo argentino”. Esta vez -con nuevas medidas, ministro y promesas más firmes- se llevó a cambio más aplausos y una placa recordatoria que le obsequió Díaz Beltrán, que recordó en varias oportunidades que el país atraviesa“un momento difícil”.