Mal momento para Susana Trimarco en Córdoba

Por favor compartir.

Seguinos en Facebook e Invita a tus amigos a indicar que les gusta esta página.

Mal momento para Susana Trimarco en Córdoba

Susana Trimarco, madre de la joven desaparecida, Marita Verón siempre es noticia y no precisamente por algún mérito o actitud destacada.

Y es que luego que Marita Verón desapareciera, su madre, Susana Trimarco comenzó primero una lucha por la búsqueda de su hija, pero luego formó una fundación con el fin de ayudar a mujeres a salir de la mala vida.

Claro está que Susana Trimarco mantuvo una excelente relación con la ex Presidenta Cristina Kirchner la que le dio varios millones de pesos a la fundación María de los Ángeles.

Pero Susana Trimarco no solo recibió dinero durante el Kirchnerismo para su fundación en la provincia de Tucumán, sino que también recibió dinero de parte de la provincia de Córdoba donde la señora prometió construir un refugio.

Y es que a través de una acuerdo firmado con el ex Gobernador De La Sota, la sede local de la Fundación María de los Ángeles –creada por Susana Trimarco– recibió desde el 2013 más fondos oficiales que cualquier otra organización de lucha contra la trata en Córdoba. Eso a pesar de se desconoce si atendió a víctimas, ya que no posee ningún refugio.

Susana Trimarco recibió $2.000.000 de parte del Gobierno de Córdoba, de los $2.400.000 prometidos por De La Sota, y al día de hoy no hay nada que indique que ese dinero se usó para obra alguna, o para ayudar a mujeres de la trata.

Algo empezó a oler mal en la provincia de Córdoba y desde hace tiempo la señora Susana Trimarco es blanco de denuncias en las que se la acusa de inventar legajos y rendiciones de cuentas.

Es por eso que ya en el 2016 la actual administración de Juan Schiaretti decidió poner el freno y suspender cualquier pago hacia la fundación de Susana Trimarco, hasta que se esclarezca que pasó con esos $2.000.000 de los cuales nadie sabe, al menos en el Estado Cordobés en que se gastaron.

Los problemas en Córdoba para la señora Susana Trimarco comenzaron a raíz de la declaración ante la justicia de dos ex empleadas de la sede cordobesa de la fundación “María de los Ángeles, quienes en un juicio de demandas laborales contaron algunas de las situaciones, poco menos que curiosas, que sucedían puertas adentro.

“La primera rendición de cuentas fue confeccionada con varios meses de atraso a contar desde la firma del convenio (…) y para ello se empezaron a aportar tickets con gastos totalmente ajenos al funcionamiento de la fundación (tickets de supermercados con gastos de productos de consumo personal, nafta, facturas de distintos lugares, etcétera)”. Dijo bajo juramente una de las ex empleadas de la fundación que preside Susana Trimarco.

Cabe mencionar que las palabras de la ex empleadas Cordobesas sobre como operaba la fundación María de los Ángeles, son muy parecidas a las que cuentan los ex empleados de la sede de Tucumán, por lo que todo parece indicar que modus operandi era calcado en ambas fundaciones.

Es decir, se recibe dinero del Estado a través de una fundación, pero no se hacen las obras ni se ayuda a las mujeres víctimas de la trata y a cuando se deben rendir cuentas de los gastos estos son dibujados.

Así que tarde o temprano, de la misma forma que actuó la justicia de Tucumán, actuara la justicia Cordobesa, y la señora Susana Trimarco deberá rendir cuentas, si es que puede, de como se gastó $2.000.000 que son de todos los cordobeses.

Porque todo llega en la vida, y si Susana Trimarco no puede justificar en forma clara el uso de los millones de pesos recibidos durante el Kirchnerismo, va a tener serios problemas en la justicia, y su destino puede ser el menos pensado.